La base de nuestros platos: el aceite

El aceite de oliva en lata conserva mejor todas sus propiedades. El aceite es el alma de todas las técnicas culinarias ya que juegan con él como la base de cualquier preparación. Hay multitud de tipos de aceite el de virgen extra de oliva, el de girasol, de soja, de maíz, de nuez, etc. son múltiples las grasas comestibles obtenidas a partir de las aceitunas. Al igual que distintos tipos de olivos. Los hay que solo tienen olivas para aceites o para ambos menesteres. La gran mayoría de las técnicas culinarias juegan con el aceite como base de cualquier preparación.

En España por ser tierra de olivos, nuestra tradición gastronómica ha contado siempre con el aceite de oliva como pilar de una gran parte de sus elaboraciones. Una base que, además, se ha visto reforzada por los continuos estudios que revelan los beneficios que esta grasa tiene para la salud. La palabra aceite proviene del término árabe az-zait (jugo de la oliva) y se refiere a la grasa líquida de color verde amarillento, que se obtiene por presión de las aceitunas. Así pues, es el aceite de oliva el único que debería denominarse como tal. El resto han adaptado su nombre por extensión. Los aceites de oliva Ybarra igual sirven para condimentar una buena ensalada que para ser la base de un sofrito, de una base de cualquier guiso culinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *