Cómo son los coches para minusválidos

coches minusvalidos

Los coches para minusválidos se adaptan a los diferentes bolsillos. Por lo que hay diferentes formas de adaptar un vehículo según las necesidades de las personas con discapacidad. Además de ello dependerá la cuantía del gasto. Los coches se pueden adaptar de forma electrónica o mecánica. La primera lo más probable es que sea más cara que la segunda. Pero hay oferta de sobra por parte de los fabricantes para poder elegir modelo y comparar precios. Exactamente igual que en otro mercado. En estos vehículos uno de los elementos más importantes que tiene el coche que son los pedales están instalados en el volante.

Estos están colocados detrás o delante del volante para que se pueda accionar de forma manual. La adaptación más habitual es a modo de aro que se presiona con las manos. Existen variantes a este aro que es más pequeña y que el aro se puede manejar solo con los pulgares. Además, también se puede aunar todos los pedales, el acelerador, freno y embrague en una sola palanca auxiliar. A esto hay que añadirle que se debe adapta la entrada y salida del vehículo. Además de facilitar el transporte  de la silla de ruedas. Para ello los asientos se giran en un ángulo de 90 grados, tanto para la plaza del conductor como para la plaza del acompañante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *