Que la edad no te prive de leer

De las pocas cosas seguras que hay en la vida, una es que, conforme pasa el tiempo, nos hacemos mayores y vamos perdiendo facultades, y lo que ayer podíamos hacer con facilidad, hoy se nos hace cuesta arriba. Sin embargo, existen diferentes soluciones a los problemas que nos van surgiendo a lo largo de nuestra vida, como comprar una biblia en letra grande si nuestra vista empieza a fallar.

Gracias a las personas que se dedican día a día a investigar cómo facilitar la vida a los demás, el resto podemos disfrutar sin preocuparnos, en la mayoría de los casos, por cómo vamos a envejecer. Algo tan sencillo como unas gafas o unas lentillas permiten a las personas mayores leer el periódico o comprar libros sobre La Bilbia y aprovechar el tiempo libre del que disponen para seguir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *