Papel de la terapia ocupacional en el daño cerebral

La terapia ocupacional del daño cerebral es parte del tratamiento donde se enseña al paciente a desenvolverse con la mayor funcionalidad e independencia posible en las diferentes actividades de la vida diaria tanto básicas como instrumentales. Estas tareas son aquellas que comportan el aseo, el vestirse, el comer, o incluso manejar dinero, es decir, es devolver al paciente la capacidad de su independencia y mejorar así su estado emocional. Cuando sucede un daño cerebral se produce una ruptura brusca con los roles ocupacionales que desempeñaba la persona hasta el momento de la lesión. Además de un día para otro.

Resulta frecuente pensar que al trabajar las alteraciones de forma aislada, se conseguirá que la persona sea autónoma en su vida diaria. Es por eso necesario trabajar sobre las actividades básicas de la vida diaria, principalmente sobre aquellas más significativas para la persona. Esta será la principal competencia de los profesionales de la terapia ocupacional. El objetivo principal es aumentar su autonomía con la participio del paciente y de sus limitaciones. Además hay que valorar si hay que adaptar su entorno diario así como los elementos de apoyo que necesite. El primer paso es la valoración del daño cerebral para ejecutar un tratamiento personalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *