Invierte tiempo en lectura ahora que puedes

La lectura es uno de los mayores placeres de la vida, pero la propia vida es a veces la que nos impide leer. Las largas jornadas de trabajo y el estrés hacen que, en muchas ocasiones, la lectura sea colocada en un tercer plano. Ahora que cuentas con mucho más tiempo gracias a tu jubilación puedes dedicarle a la lectura todo el tiempo que el trabajo te robó. Puedes comprar libros de biografías para leer saber más sobre las vidas de personas a las que has admirado durante mucho tiempo.

Hay libros para todos los gustos, por lo que, si aún te sigue interesando el trabajo al que le has dedicado tu vida, puedes comprar un libro de derecho matrimonial si fuiste abogado o un libro de costura si fuiste modista, por ejemplo. Gracias a la lectura podrás hacer que tus sueños vuelvan a volar como en tu época de juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *