Vehículos adaptados a cada necesidad

Las personas con discapacidad lo que quieren es, sobre todo, poder contar con la mayor independencia y libertad posible. De ahí que una de las medidas más importantes que pueden llevar a cabo es adaptar el vehículo familiar a sus necesidades.
En concreto, lo habitual es acometer ese proceso de dos formas diferentes:
Los coches para minusválidos cuentan con una serie de ayudas técnicas que les facilitan la conducción. Exactamente disponen de sistemas de aceleración manuales, mecanismos que ayudan al accionamiento del embrague, pomos en el volante…
El transporte de silla de ruedas se convierte, por otro lado, en una de las adaptaciones más importantes cuando se trata de coches para personas con discapacidad. Y es que es necesario que dispongan de esos mecanismos para que se pueda llevar consigo aquella que es la que necesitan para desplazarse y moverse de manera continua en su día a día.

silla de ruedas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *