¿Qué tipos de balas existen para la caza mayor?

 

La caza mayor exige también de buena puntería a la hora de escoger la munición más adecuada a cada momento. Y son muchos los condicionantes a tener en cuenta. El mayor o menor peso de la bala influirá en su velocidad. Su forma, más o menos aerodinámica, determinará la estabilidad de su trayectoria. En el momento del impacto contra el animal, algunas balas transmiten más energía (poder de parada) y otras menos, provocando una mayor o menor deformación o fragmentación. La dureza del proyectil también es muy importante. Hay balas blandas y duras, cada una con sus ventajas concretas. Las blandas, ideales para tiros cercanos donde su fragmentación tras el impacto provocará la inmediata consecución de la pieza, y las duras, para tiros largos que necesiten una mayor precisión.

Los cazadores tienen siempre en cuenta la “caída” de la bala y la deriva que provoca el viento.

¿Cazarás en monterías? ¿En un rececho? ¿En batida? ¿En aguardo o espera? ¿Al salto? ¿A mano? Los cartuchos de balas para caza se escogen teniendo en cuenta cada modalidad escogida. Las distancias mandan. ¿Serán tiros cercanos o con la presa a mucha distancia? Por ejemplo, en un cortadero la velocidad y cercanía del animal salvaje nos exige un calibre con mucha parada, no importando tanto la velocidad del proyectil. En los ecommerce de caza donde podremos, con licencia, comprar armas online y munición, nos aconsejarán siempre sobre los cartuchos más óptimos, en función al tipo de caza mayor que vayamos a practicar.

 

 

cartridges-1761236_1920

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *