¿Sabes qué tipo de humedades tienes en casa?

Las empresas de tratamiento de humedades trabajan a diario con cualquier tipo de humedad. Las humedades son un problema demasiado habitual en la edificación, hasta el punto de que vemos como algo normal que un edificio las presente. Para eliminarlas la mejor forma es identificar de dónde viene ese humedad de forma rápida. Existen cuatro tipo de humedades que pueden llegar a producirse en una vivienda y por ende en una vivienda en particular. Sus causas, cómo identificarlas, evitarlas y ponerles solución es una tarea compleja y necesaria. Realizada siempre por especialistas en esta materia.

Las humedades accidentales que se deben a la rotura de una tubería por regla general. Al tratarse de pequeñas roturas o fisuras, el agua está más concentrada y por lo tanto las manchas son puntuales y aisladas. Suelen ser humedades de formación muy acelerada, y si se producen en el techo pueden acarrear goteras. Humedades por filtración. Este tipo de humedad se da cuando el agua de origen externo, ya sea lluvia o aguas subterráneas, encuentra paso directo hasta un material poroso, con capacidad de absorción de agua. Por condensación, Este tipo de humedad se diferencia mucho de las otras al no producirse un paso de agua, en este caso la humedad se produce por la condensación del vapor de agua del aire sobre una superficie fría, creando una serie de pequeñas gotas que al ir juntándose acaban creando una humedad. Y por capilaridad. Las empresas humedades las identifican y solucionan cada tipo de problema asociado con ellas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *